La campaña de vacunación antigripal, que se puso en marcha en La Rioja el 23 de octubre, ha alcanzado ya la cifra de 36.428 personas inmunizadas. La consejera de Salud, María Martín, acompañada por directivos del Servicio Riojano de Salud y profesionales sanitaros, ha puesto de relieve la importancia de esta actuación como “la medida más eficaz para prevenir la gripe, especialmente dirigida a los colectivos diana de la campaña, mayores de 60 años, enfermos crónicos y profesionales sanitario, entre otros”

 

La titular de Salud se ha referido a la normalidad en el desarrollo de la campaña  antigripal 2017-2018 que “está avanzando a buen ritmo” pero ha insistido en la importancia de vacunarse para así “evitar problemas y complicaciones”. En este sentido, Martín ha precisado que ya se han administrado en Atención Primaria 36.428 dosis lo que representa un 6% más que en el mismo periodo del año pasado cuando se registró la cifra de 34.317 dosis.

Asimismo, en lo que respecta a la circulación del virus de la gripe La Rioja, al igual que el resto de España, mantiene cifras típicas del periodo pre-epidémico, situándose la tasa de incidencia en 10 casos por 100.000 habitantes.

Por último, la consejera de Salud ha reiterado hoy su llamamiento a todos los riojanos, especialmente a los que se encuentran entre los grupos más vulnerables, para que acudan a vacunarse a los centros de salud antes con el objetivo de reducir la incidencia de la gripe estacional y las complicaciones derivadas de su padecimiento.

Campaña de vacunación contra la gripe

La Consejería de Salud inició el 23 de octubre la Campaña de Vacunación Antigripal 2017-2018 que se extenderá hasta el 15 de diciembre para lo que se adquirieron un total de 65.000 dosis de vacuna.

En estas últimas ediciones, Salud se ha marcado como objetivo “reforzar la captación de las personas incluidas en el grupo de edad mayor o igual de 60 años y en el de profesionales sanitarios” ha recordado la consejera. En concreto, se busca vacunar, al menos, al 65% de la población de más de 65 años; aumentar la cobertura de vacunación en la población entre 60 y 64 años respecto a la campaña anterior; mantener una cobertura vacunal de, al menos, el 90% en personas mayores de 60 años institucionalizadas (ingresados, residencias de ancianos, etc.); superar una cobertura del 40% en el grupo de profesionales sanitarios; y aumentar la cobertura vacunal en personas menores de 60 años que sufran alguna enfermedad crónica.

Además, una de las novedades de la campaña de este año consiste en facilitar que los riojanos obtengan cita con su enfermera de referencia para que sea ella quien les suministre la vacuna. El objetivo es doble: por un lado, dar una atención personalizada porque cada paciente tiene unas características y un calendario vacunal, y por otro, mejorar el registro de la actividad.