La Escuela de Fútbol de Arnedo celebró la fiesta de fin de temporada en la que participaron entrenadores,  directivos y acompañantes. Una fiesta que sirvió para celebrar los magníficos resultados obtenidos por sus equipos, para reforzar los lazos existentes entre todos cuantos hace posible el funcionamiento de la escuela de fútbol a lo largo del año, pero además para hacer un gesto de solidaridad con aquellas personas que pero lo pasan.

 

Tras la cena se organizaron distintos sorteos y fruto de ellos se obtuvieron 210 euros que el martes, 26 de junio, fueron entregados a Cáritas Parroquial.

Se abrazaban así dos grupos de voluntarios. Quienes trabajan de forma altruista en la promoción del deporte y de los valores en Arnedo, y quienes trabajan en favor de los más desfavorecidos.

Regulo Pascual  fue el encargado de hacer la entrega del dinero recogido en esta fiesta de fin de temporada al director de Cáritas Parroquial de Arnedo, Santiago Álvarez, que le trasladó el agradecimiento de la institución por el gesto solidario tenido por la Escuela de Fútbol.

El dinero que procede de la generosidad de quienes trabajan con los niños, irá destinado a cubrir necesidades de la infancia.