La concejala de Juventud, Rosa Ortega, participó ayer por la tarde en la puesta en marcha del nuevo curso 2017-17 del espacio de ocio juvenil “Pre-Joven”, dirigido a los jóvenes calagurritanos de 6º de Educación Primaria o que hayan repetido 5º de Educación Primaria, que ha abierto sus puertas con cuarenta y cuatro socios.

 

Tras el éxito de la primera edición y con el objetivo de ofrecer un ocio positivo y constructivo a los preadolescentes de Calahorra, el Ayuntamiento reanuda este servicio, que gestiona la empresa Alternativa 4 hasta el 2021 por un importe de 40.101,60 euros.

El “Pre-Joven” se desarrollará en la Ludoteca municipal los sábados, de 5:30 a 21 horas, y los domingos, de 5 a 20:30 horas hasta el 3 de junio de 2018.

Se ofertan en total noventa plazas por lo que todavía hay vacantes. Los padres o tutores que deseen inscribir a sus hijos deben formalizar la inscripción en la Oficina de Atención al Ciudadana (OAC), sita en la planta baja del Ayuntamiento, de lunes a viernes. La cuota para todo el curso es de 35 euros.

Con la creación de este espacio de ocio para los jóvenes calagurritanos el Ayuntamiento quiere poner a su disposición un nuevo recurso de ocio saludable que se convierta en un punto de referencia para los preadolescentes de Calahorra, que les capacite para una sana socialización y les promueva su enriquecimiento personal, favoreciendo su aprendizaje, la adquisición de competencias, la reflexión y su sentido crítico. En definitiva, ofrecerles un punto de encuentro lúdico y educativo a los preadolescentes calagurritanos.

En el “Pre-Joven” los jóvenes inscritos realizan un programa de actividades muy variado y atractivo con talleres, juegos, yincanas,… Está pensado para fomentarles el aprendizaje de una socialización positiva, la adquisición de actitudes favorables hacia hábitos saludables, la promoción de un ocio activo y constructivo como parte del desarrollo de su personalidad y el refuerzo en la adquisición de competencias personales, así como para ofrecerles una alternativa al ocio consumista.