El consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado Nájera, y el director general de Infraestructuras, Vicente Urquía, han visitado las obras, ya concluidas, de refuerzo de firme de la carretera LR-380, entre las localidades de Préjano y Santa Eulalia Bajera, en las que el Gobierno de La Rioja ha invertido 344.954 euros.

Los trabajos se han llevado a cabo en un tramo de una longitud superior a 2,5 kilómetros en la carretera LR-380 que comunica la LR-115, a la altura de Santa Eulalia Bajera, con la LR-382, en las proximidades de Préjano. El objetivo ha sido incrementar la seguridad vial de esta carretera, ya que el firme se encontraba deteriorado y era necesario, por tanto, acometer este proyecto para asegurar que los desplazamientos por esta vía se realicen con la mayor calidad posible.

Las obras han comprendido el refuerzo de firme del tramo completo mediante el extendido de una capa de mezcla bituminosa en caliente, se ha abordado la mejora del drenaje mediante la limpieza de cunetas y de caños y se ha renovado la señalización horizontal y vertical, potenciándose en aquellos puntos en los que ya sido necesario mejorar la seguridad vial. Asimismo, se ha mejorado la protección de los salvacunetas en los caminos públicos y se ha instalado un sistema de protección de motoristas en los puntos más peligrosos.

Con este proyecto, el Gobierno de La Rioja avanza en su compromiso de mejorar las infraestructuras de la Comunidad Autónoma, especialmente en localidades que se enfrentan al reto demográfico, para favorecer y modernizar las comunicaciones en todo el territorio, con las personas y la seguridad vial siempre en el centro de todas las actuaciones.

La empresa Bec S.A. ha ejecutado las obras en el plazo de 6 meses.