El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y la alcaldesa de Alfaro, Yolanda Preciado, han visitado hoy el tramo del Camino Jacobeo del Ebro que se ha acondicionado recientemente junto a la carretera LR-288 con el fin de aumentar la seguridad vial y la protección de los peregrinos que marchan hacia Santiago de Compostela.

 

Los trabajos, que han sido ejecutados por la empresa Eduardo Andrés, han supuesto una inversión de cerca de 230.000 euros por parte del Gobierno regional y han contado con un plazo de ejecución de 5 meses.

Este camino peatonal tiene una longitud aproximada de 3,3 kilómetros y discurre entre Alfaro y Castejón, en el límite con la provincia de Navarra. La actuación se ha centrado en mejorar las condiciones de seguridad tanto del tráfico rodado como de los peatones, evitando el riesgo que supone caminar junto a la vía. Este tramo de carretera cuenta con una intensidad media diaria que ronda los 1.750 vehículos.

Además, según ha añadido Carlos Cuevas, “la mejora de este tramo también va a contribuir a impulsar el atractivo cultural y turístico del Camino Jacobeo del Ebro”.

El proyecto para la construcción del camino, que ahora dispone de una anchura de tres metros aproximadamente, ha consistido en el movimiento de tierras, la prolongación de las obras de fábrica, la reposición de regadíos y la instalación de elementos de señalización y balizamiento.

El Camino del Ebro o Camino Jacobeo del Ebro se inicia en la desembocadura del río Ebro y llega hasta Logroño, donde enlaza con el Camino Francés.