Entre el viernes y el domingo, alrededor de 13.800 personas pasaron por Calahorra según los datos recabados por la Oficina de Turismo de Calahorra. Se trata de una cifra que multiplica por más de tres el resultado de este mismo fin de semana de 2019, el año inmediatamente anterior a la pandemia.

La altísima afluencia de personas fue notoria en todas y cada una de las actividades que tuvieron lugar en la ciudad durante todo el fin de semana, tanto dentro como fuera del propio mercado. A pesar de la confluencia de media docena de actos en el viernes por la tarde, todos ellos tuvieron una gran cantidad de público, desde la inauguración del tradicional Belén hasta la lectura del manifiesto del 25 de noviembre, pasando por el teatro o las charlas de Amigos de la Historia de Calahorra.

Por el XI Mercado de Navidad pasaron alrededor de 10.500 personas, situándose como la cifra más elevada desde que se tienen registros. Alargar un día más el mercado fue una buena decisión a juzgar por las opiniones emitidas por los puestos de venta. Además, el tiempo estable, incluso soleado, favoreció los desplazamientos a Calahorra.

Destaca la presencia de muchas personas de fuera de Calahorra. Alrededor de un 50 % de visitantes procedían de otros municipios, y de entre ellos, un 26 % procedían de localidades de otras comunidades autónomas.

Dentro de las actividades con más público, destacaron los hinchables, el Photocall de Papá Noel o el reparto de chocolate, que agotó las existencias. También se llenaron todos los diferentes talleres o degustaciones realizados por los propios comerciantes participantes.

El resultado positivo del mercado es el resultado satisfactorio de los puestos de venta. La encuesta anónima realizada por el área de Turismo revela que el 76 % de los mismos afirman estar más satisfechos que el año pasado. El 24 % restante valora bien sus resultados y ninguno se declara insatisfecho.

De hecho, un 56 % valora de manera sobresaliente la organización del mercado, un 36 % de manera notable. Y el 8 % restante la califica dentro del “bien”.

Otro aspecto a destacar es el salto de calidad en la animación del mercado, con especial atención a las actuaciones musicales. A la actuación adecuadamente sonorizada del Orfeón Calagurritano para inaugurar el mercado se unió un fantástico concierto de la Banda Juvenil de la Escuela Municipal de Música el sábado. Así como dos actuaciones novedosas como el grupo Tarantela, que fascinó en la noche del sábado a la gran cantidad de personas presentes en ese momento, y a la cantante local Carmen Martínez, que cautivó también al público. Sin desmerecer la presencia de los personajes de Disney o la actuación del Payaso Nacho.

Las visitas guiadas a la ciudad también estuvieron muy demandadas. La organizada por la concejalía de Turismo sobre los “Personajes en la Historia de Calahorra” tuvo una afluencia de 45 personas.

El resultado positivo de este fin de semana pone un broche de oro al buen desempeño de las ferias organizadas por la concejalía de Turismo durante este otoño, lo que unido a la impresionante actividad desplegada por el conjunto de áreas del Ayuntamiento de Calahorra sigue colocando a la ciudad como una alternativa segura de ocio y cultura fin de semana tras fin de semana.