Rock, actitud, Messura. Dos años después de irrumpir en el panorama nacional con Animal, la banda riojana vuelve a la carga con Reinass, primer single de su próximo EP, un disco en el que la banda pisa el acelerador para ser aún más fieles a sus orígenes sin renegar de su trayectoria anterior. Este primer tema de adelanto de los cuatro que componen Frágil I es buena muestra de la apuesta por el sonido genuino que impregna todo el trabajo y un concepto menos amable de sentir el rock sin concesiones.

Reinass es Messura: cada uno de sus componentes por separado y todos ellos en conjunto. Dispuestos a convertirse en aves para volar, como dice la letra. Reinass es también la vuelta al sonido germinal de sus inicios como individuos, el Rock con mayúsculas y sin apellidos. Un terreno en el que el grupo tiene mucho que explorar como colectivo, aun siendo conscientes de que está ahí, detrás de las melodías y armonías pop que también desarrolla en sus canciones. 

Reinass es toneladas de sonido. Distorsiones Fuzz, riffs afilados en la intro y una estrofa pesada (cosas que la banda no había mostrado hasta el momento) dan paso a un estribillo melódico al más puro estilo noventero, terreno en el que Messura se siente como en casa y que ya constituye su propio sello. Inevitables y muy confesables las influencias de At the Drive-In, The Smashing Pumpkins y el sonido 90’s o los propios Queens Of The Stone Age. Precisamente el  nombre  grupo de esta banda es el que da título a Reinass empleando un juego de palabras entre el riff y el significado de la letra.

Porque Reinass, además, es la reconciliación de Messura después de un año duro para todos y también para este grupo al que la crisis impidió consolidar su trayectoria emergente. La primera letra escrita colectivamente para dejar un brochazo de cada miembro, historias entre tradición y modernidad encriptadas en códigos internos, con la intención de contar y cantar la intrahistoria de una banda de rock, mucho más de lo que se ve desde el público. Una relación de amor-odio llevada al extremo, algo muy emocional que ellos, las reinas, convierten en Messura.

Frágil y crudo: un baño de humildad

Reinass, que será publicado el 17 de junio en formato digital en diferentes plataformas, es el primer single de Frágil I, del sello Entrebotones, el primero de un doble EP que será editado en vinilo. El disco, que contiene cuatro temas compuestos en 2020, ha sido grabado en abril de 2021 en el estudio Madrileño El Lado Izquierdo, con Dani Ritcher (Russian Red, Cristina Rosenvinge) como ingeniero técnico y Manu Cabezalí (Havalina, Zahara, La Bien Querida) y Víctor Cabezuelo (Rufus T. Firefly, Anna B. Sweet)  como productores artísticos.

Por otro lado, el videoclip promocional Reinass, dirigido por Diego Pérez y realizado por Álvaro Sainz, ha sido grabado en mayo en Logroño, en el Pamparius Punkrock Club y en la azotea de Riojaforum.

En Frágil, afirma Diego M. Continente, “nos hemos vuelto menos amables, tanto en letra como en sonido, hemos vuelto a un rollo más crudo”. En cuanto a sonido: “Animal era más amable, quizás más para todos los públicos, pero Frágil es la vuelta al sonido germinal”. Y en cuanto a concepto: “Es una visión , un baño de humildad al ser humano como sociedad, y a mí mismo como individuo”, añade el letrista habitual del grupo. Obviamente, la crudeza de la experiencia vivida en el último año de pandemia está muy presente en un disco cuyos temas han nacido del confinamiento.

Messura: cuatro años de música, uno de ellos para olvidar (o no)

Messura nació a finales de 2017 en Logroño cuando Diego M. Continente (voz y guitarras) y Germán Ruiz Alejos (bajo), ambos profesores de música, decidieron formar su propia banda junto a David Burgui Burgui (guitarras) y Joselu Arriezu (batería). Otoño XVII fue su EP de presentación. Tras un primer año de consolidación como banda en directo, 2019 fue el de su confirmación y lanzamiento en la escena nacional con su primer disco largo, Animal, y la  notable repercusión de su single Invertebrados.

Tanto en el disco como en sus conciertos, el grupo lo completaba el trío de cuerdas formado por Irene García, Marta León (violines) y Sara Rodríguez (chelo), que aportaba un elegante contrapunto clásico de melodías y dulcificaba el ‘power’ natural del grupo.

Messura empezó el año 2019 en el Festival Actual, participaron en festivales como Ezcaray Fest y Mugacu y cerraron el verano reventando las noches del Museo Würth. Pero no solo sonaban en La Rioja. Con Animal recién grabado, Radio 3 acabó de otorgarles su bendición incluyéndolos en su Promoción 2020 como referencia del rock nacional. Incluso Ariel Rot se pasó por Logroño con Enrique Villarreal ‘el Drogas’ para grabar con ellos un episodio del programa de La 2 de TVE ‘Un país para escucharlo’. No había precedentes de algo así en este rincón tan olvidado de tantas movidas. Pero, sin duda, Messura se estaba atreviendo a dar el salto definitivo. Su concierto en la sala Concept de Logroño el 10 de noviembre marcaba el arranque de su gira Animal con bolos anunciados en ciudades de medio país.  Parecía también el despegue definitivo de un cohete imparable.

Pero 2020 no fue para nadie lo que se esperaba. En marzo, con el país a punto de quedar paralizado por un virus, se despedían temporalmente con una actuación en streaming sin saber hasta cuándo. No volverían a actuar hasta diez meses después en Actual 2021, compartiendo escenario precisamente con El Drogas.

Como ha ocurrido absolutamente a todo el mundo, la pandemia se cruzó en su camino. Pero en lugar de lamentarse, tras una catarsis colectiva con el rock de por medio, la banda se ha reinventado para cantar que somos frágiles. Y para demostrar que también somos fuertes. Quizás en ese difícil equilibrio consiste la Messura.

– TEXTO VIDEO

El vídeo de Reinass surge desde la necesidad de expresar todo lo que no se ve de un grupo de música, esa parte de backstage que está llena de momentos de soledad pero también de momentos de compañía. Un contexto en el que la exaltación de los sentimientos es el denominador común: la amistad, la violencia, el alcohol, la euforia… Un momento muy habitual en la creación, el de la caída en la que cuando parece vislumbrarse solo el abismo, crecen las alas y sirven de impulso para volar más alto que nunca. A nivel cinematográfico, hay varias referencias a directores como Tomas Vintemberg, Xavier Dolan o Lars Von Trier que se debaten continuamente en estos universos.

Con una filmografía de 9 cortometrajes de ficción que han sido seleccionados y premiados en festivales de todo el mundo, este es el tercer videoclip dirigido por el cineasta Diego Pérez y el primero para el grupo Messura. 

Messura son: 

Diego M. Continente (voz y guitarras), German Ruiz-Alejos (bajo), David Burgui Burgui (guitarras) y David Arandia (batería), que ha ocupado el puesto dejado amistosamente  por Joselu Arriezu. Así se presentan:

Se aproximan nuevos ritmos… y también nuevo batería: David Arandia. Soñador, tímido, sensible, creativo y, por supuesto, artista. Desde pequeño apuntaba alto, muy alto, como los cielos que pintaba en sus clases de dibujo. Hace años decide cambiar los pinceles que gastaba de niño por las baquetas tras probar el veneno de la batería de su hermano. Desde entonces aviva la llama creativa golpeando los tambores con los que abre su alma mientras se deja la piel en cada escenario. Esa piel, ahora es también nuestra y, por supuesto, vuestra.

Érase una vez un hombre a una guitarra pegado… Metódico, emocional, perfeccionista, David Burgui Burgui descubrió los secretos de la música a través de la trompeta. Pronto la cambia por las seis cuerdas, manteniéndose fiel hasta hoy gracias a su amor por el rock clásico, en blues, el soul y, en definitiva, cualquier manifestación artística hecha desde el corazón. Divertido y pasional, disfruta haciendo disfrutar a los demás y sintiéndose querido entre la gente que quiere. Vasco-navarro de nacimiento, riojano de adopción, músico del mundo por devoción, está preparado para repartir pasión y corazón por los escenarios. 

Melómano empedernido y devorador de discos desde pequeño. Germán Ruiz-Alejos se escapó de casa a los 14 años para ver su primer concierto y desde ahí, su vida ha girado siempre en torno a la música . Polivalente con el bajo eléctrico  y profesor entregado en la escuela pública Agustín Ruiz, de Arnedo, y en Amadeus Aula Creativa de Logroño. Tiene un animal salvaje dentro retenido al que solo da rienda suelta en el escenario. Ya queda menos para verle rugir.

Él, con mayúsculas, o lo que es lo mismo, Diego M. Continente. De pequeño, respondía que de mayor quería ser indio, y lo ha conseguido. Nómada, emocional y sensible a su entorno. Intenta canalizar sus inquietudes entre la música  y el arte, aunque a veces su hiperactividad lo supera. Arquitecto frustrado y humanista en proceso de aprendizaje. Un animal domado que solo se permite ser salvaje sobre las tablas, el sitio al que pertenece, su casa, y está a punto de salir de su jaula, ¿estáis preparados?