Durante la jornada de ayer domingo tuvo lugar el gesto que desde su establecimiento por el papa Francisco acompaña, en Arnedo, a la Jornada Mundial de los Pobres.

 

A lo largo de la mañana se han repartido 600 raciones de migas entre todos aquellos que se han acercado a nuestra mesa en la Puerta Munillo.

Además de elogiar la estupenda mano de Domingo y Kati que se encargan de cocinarlas, hay que resaltar la participación del voluntariado joven que viene participando en Cáritas Parroquial a lo largo de este año 2018, realizando labores en ropero, artesanía, alimentos, además de acompañamiento a mayores.

Ayer también estuvieron en la Puerta Munillo repartido las migas y los folletos en los que se traslada el mensaje de la jornada. Un aplauso para esos jóvenes del colegio Sagrado Corazón que tras una visita a nuestras instalaciones en la pasada Navidad, y conocer los programas que se desarrollan en Cáritas, quisieron unirse y dedicar parte de su tiempo a los demás.

Destacar también que los enfermos que reciben la comunión en su domicilio, ayer también recibieron una ración de migas que han agradecido enormemente.

Desde Cáritas Parroquial de Arnedo quieren también expresar su agradecimiento a todas las personas que se acercaron a su humilde mesa por su generosidad en los donativos. Deben sentirse satisfechos de contribuir con ellos a cubrir las atenciones que realizan a los más desprotegidos.