Las colillas de los cigarros centran la atención de la segunda acción de la campaña de concienciación sobre limpieza urbana “La solución más sencilla del mundo”, impulsada por el Ayuntamiento de Calahorra y Fomento Contratas y Construcciones, empresa gestora del servicio municipal de la limpieza viaria de la ciudad.

 

El concejal de Limpieza, Óscar Eguizábal, y el responsable de la zona norte de FCC, Francisco Miguel Sánchez, han dado a conocer las nuevas e impactantes medidas para evitar que las calles de Calahorra estén sucias de colillas y filtros de cigarros.

Entre ellas, cabe destacar la adquisición de dos papeleras específicas para este tipo de residuos, que se han colocado  en el paseo del Mercadal y en la plaza Peña Philips.

“Es uno de los principales problemas que tenemos en nuestra ciudad junto a los chicles y a las cáscaras de los frutos secos. Las colillas se tiran al suelo y tardan más de diez años en degradarse y además se acumulan en los alcorques de los árboles y en las aceras ensuciando las vías públicas”, ha informado Óscar Eguizábal.

Por eso, los fumadores son los destinatarios de esta segunda acción de la campaña de concienciación sobre la limpieza urbana, que comenzó en marzo y continuará hasta septiembre.

Colocación de colillas gigantes con mensajes en el suelo, señalización llamativa de 175 marcadores de colillas en las zonas más frecuentadas de la ciudad, un concurso en facebook e instagram con el hastag #calahorralimpia y un premio de 250 euros y la distribución de carteles en los estancos de la ciudad completan las actuaciones de esta acción con la que “pretendemos hacer reflexionar a los fumadores y concienciarles de que tienen que depositar las colillas en las papeleras”, ha explicado.

El objetivo de estas actividades es “reducir la contaminación visual y medioambiental que generan estos residuos, que no son biodegradables y acumulan elementos tóxicos, además de ensuciar las  calles”, ha destacado el concejal de Limpieza.

Concurso de pintura mural

La próxima acción de la campaña “La solución más sencilla del mundo” se llevará a cabo en el mes de junio y estará enfocada a los grafiteros y artistas callejeros. Consistirá en la eliminación de las pintadas y grafitis de los edificios municipales y en la convocatoria del concurso de pintura mural, cuyo plazo de presentación de bocetos finaliza el 26 de mayo en la OAC.

Los espacios elegidos para ser decorados y embellecidos son el muro perimetral del Complejo Polideportivo Municipal “La Planilla” en la avenida de Los Ángeles, dividido en tres tramos; la base del depósito del agua elevado y la caseta de bombeo en el depósito de agua nodriza, sitos en el parque Víctimas del terrorismo; la fachada del pabellón del colegio Quintiliano que da a la calle Ramón Subirán; y los pasajes que conectan la plaza Comuneros de Castilla con la calle San Millán y la avenida Valvanera.

Son ocho murales con  una longitud total de 147,1 metros y una altura media de 2 metros cada uno.

La temática para embellecer el muro del Complejo Polideportivo Municipal “La Planilla” estará relacionada con temas deportivos y el agua será el tema principal de las obras que se realicen en los dos espacios señalados en el parque Víctimas del terrorismo.

La educación y el medioambiente inspirarán las creaciones artísticas en el colegio Quintiliano y en los pasajes de la plaza Comuneros de Castilla el tema será libre.

En este concurso podrán participar jóvenes mayores de 18 años. La inscripción es gratuita y la técnica a emplear  libre.

Los artistas presentarán uno o varios bocetos a color de sus obras en DIN A3 para cada espacio al que deseen concursar. El boceto será original e irá acompañado de un texto explicativo sobre el diseño, la motivación del dibujo, una descripción de la técnica empleada, etc.

El jurado se reunirá el 29 de mayo para seleccionar las obras ganadoras, una para cada mural. Ese mismo día se comunicará a los interesados que sus trabajos han sido seleccionados. El jurado primará la fidelidad con la temática establecida para cada espacio, la calidad artística del trabajo presentado, la originalidad y creatividad de la obra y la idoneidad de la técnica y los materiales a utilizar.

El concurso establece ocho premios por valor de 300 euros para uno de los ocho murales a pintar. FCC otorgará seis premios y aqualia, dos.

Los artistas afortunados deberán pintar los murales del vallado del C.P.M. “La Planilla” antes del 9 de junio, los del parque Víctimas del terrorismo antes del 5 de junio y los otros tres espacios antes del 30 de junio.

Antes de plasmar los bocetos ganadores el Ayuntamiento se compromete a acondicionar los muros de paredes lisas con pintura plástica blanca.