El Ayuntamiento y FCC, empresa adjudicataria del servicio de limpieza viaria de Calahorra, han lanzado la campaña “Calahorra limpia entre todos, limpia para todos” dirigida al sector de la hostelería calagurritana.

 

“Es una experiencia piloto que se enmarca dentro de la campaña de concienciación sobre la limpieza urbana que estamos desarrollando a lo largo de este 2017 para conseguir que Calahorra sea una ciudad más limpia con la ayuda de todos”, ha destacado el concejal de Limpieza y Medio Ambiente, Óscar Eguizábal.

Esta nueva acción se desarrollará de diciembre a febrero y consiste principalmente en recordar a la hostelería las obligaciones que tiene según la ordenanza de limpieza vigente. “Queremos informales a estos locales de los deberes y responsabilidades que tienen que cumplir para mantener Calahorra limpia y de las sanciones existentes por incumplimiento de las mismas”, según Óscar Eguizábal.

Así, la ordenanza establece que los locales de hostelería deben mantener siempre limpia la parte de acera correspondiente a la longitud de su fachada y terraza tanto el espacio que tengan autorizado como el espacio exterior urbano sometido a su influencia y colocar ceniceros que tienen que mantenerlos limpios.

También, deben recoger los posibles residuos producidos en el área de influencia del local, barrer y fregar el espacio que le corresponda, así como limpiar cualquier derrame que pueda surgir en operaciones de carga y descarga especialmente en el trasiego de la basura del local hasta los contenedores.

Asimismo, en el folleto se les insiste en la importancia de separar y depositar cada residuo en su contenedor correspondiente.

Las sanciones fijadas por infringir la ordenanza van desde los noventa a los ciento cincuenta euros. “Importes que se pueden duplicar si se reincide en el incumplimiento de estas obligaciones”.

Esta experiencia piloto de limpieza dirigida a restaurantes, pubs y locales de hostelería se va a llevar a cabo en el área del centro de Calahorra comprendida entre las calles Paletillas, travesía de paletillas, plazas Montecompatri y peña Philips, paseo del Mercadal, calles Basconia, Padre Lucas, Mártires, Grande, Cavas, pasaje de la calle Cavas, Coliceo y plaza de El Raso.

En este sentido, el concejal de Limpieza ha adelantado que “según el resultado de esta acción nos plantearemos ampliarla a otras zonas de la ciudad”.

La campaña consiste en la distribución de carteles informativos a los hosteleros en el que se recogen sus obligaciones y en la visita de una persona a cada establecimiento para recordarles la ordenanza de limpieza e interesarse por los problemas y dificultades que se encuentra este sector, así como en la entrega de cubos con ruedas, ofrecidos por Ecovidrio, para gestionar mejor los envases de vidrios y  evitar los derrames de líquidos por aceras y calzadas de la ciudad.