El Club Deportivo Calahorra cayó derrotado el sábado en el estadio municipal de Anduva frente al Mirandés por cuatro goles a uno en un encuentro en el que los rojillos recibieron excesivo castigo en el marcador, pero hay que pasar página cuanto antes porque este domingo, en el campo de La Planilla, no cabe otra que lograr la victoria ante el Arenas de Getxo en una auténtica ‘final’ para el Calahorra.

 

De nuevo la recta final del primer tiempo penalizó a los rojillos que encajaron dos goles del Mirandés en tan sólo tres minutos; después del descanso nuevo problema para el Calahorra con la expulsión de Javi Barrio, pero a pesar de todo el equipo de Miguel Sola no bajó nunca los brazos, reduciendo la diferencia con un gol de penalti de Parla y viendo cómo se le anulaba el empate en un gol de Samuel por fuera de juego muy protestado por los rojillos que se quedaron con nueve jugadores antes de que el Mirandés aprovechara para rematar su victoria.

Con esta nueva derrota, el panorama para el C.D.Calahorra todavía se complica un poco más a falta de doce partidos ya que, con los resultados que se han dado durante este fin de semana, los rojillos se acercan peligrosamente a los puestos de peligro en la clasificación del grupo segundo de Segunda División B.

El domingo llega a La Planilla el Arenas de Getxo, conjunto vizcaíno que supera en tan sólo un punto a los rojillos, lo que hace que en ese partido, que se jugará a las siete y media de la tarde en el día grande de las fiestas de Calahorra, solo valga la victoria y sumar tres nuevos puntos al casillero, siendo necesario el apoyo de toda la afición rojilla para llevar en volandas al equipo en un partido importantísimo para su futuro.