El Club Deportivo Calahorra volvió a caer derrotado ayer domingo en el campo de La Planilla frente al Guijuelo (1-2) y acumula su sexta jornada sin conocer la victoria, lo que complica notablemente la situación clasificatoria de los rojillos vez disputada esta vigésimo quinta jornada, ya que el equipo de Miguel Sola se sitúa undécimo con 31 punmtos, a tan sólo tres del puesto de play off y a cuatro de la zona de descenso.

El partido frente al Guijuelo tuvo muchas coincidencias con respecto a las últimas derrotas en casa del Calahorra, encajando pronto un gol del equipo salmantino y quedándose con diez jugadores por la expulsión de Echaide al filo del descanso; en el segundo tiempo, el equipo visitante volvió a aprovechar la endeblez defensiva de los rojillos y en la recta final del partido un gol de Chaco mantuvo la emoción hasta el final de los noventa minutos de juego pero al final llegó una nueva derrota.

Seis partidos en este año 2020 sin conocer la victoria, con tan sólo dos empates y cuatro derrotas, han situado a los rojillos en una situación complicada que se tiene que comenzar a revertir el próximo domingo en el desplazamiento hasta Estella donde espera un Izarra también metido en la zona de descenso, dentro de un partido en el que habrá mucho más que tres puntos en juego para ambos equipos.