Arnedo es ciudad Amiga de la Infancia desde el año 2016. Este hecho, sumado a que el turismo familiar es uno de los más importantes en nuestro municipio ha propiciado que la concejalía de Turismo haya diseñado y creado la primera Guía Turística Infantil.

 

Bajo el título “Arnedo. Una aventura gigante para los más peques” a lo largo de sus 16 páginas se realiza un recorrido por el casco histórico de la ciudad, con el objetivo de que los niños descubran nuestra ciudad de una manera amena y divertida, a través de juegos y acertijos.

Tras el objetivo de divertir a los más pequeños de la casa, encontramos un segundo propósito, que los adultos que los acompañan puedan ir descubriendo a través de la guía de Arnedo más información sobre estos puntos emblemáticos.

El recorrido comienza en la Oficina de Turismo, en el Nuevo Cinema, y discurre por el Teatro Cervantes, el Palacio de la Baronesa, Santo Tomás, las gigantografías, la Casa de Cultura o el Ayuntamiento. La ruta continúa por la iglesia de San Cosme y San Damián, el Castillo, Santa Eulalia, y la Puerta del Cinto. También encontramos una página dedicada a la Cueva de los Cien Pilares.

Estas guías, cuyo diseño incluye imágenes de distintos elementos de la ciudad en formato dibujo, se entregarán junto con un lápiz, que permita ir resolviendo las distintas pruebas.

Durante este 2018, se ha editado también un folleto informativo sobre la exposición “La Celtiberia en Arnedo”, situada en el Nuevo Cinema, así como una nueva edición de los folletos de la Cueva de los Cien Pilares, que tendrán por primera vez versiones en francés e inglés, para aquellos que nos visitan desde fuera de nuestras fronteras.

También se publicará en breve una nueva edición de la guía turística de Arnedo, lanzada hace tan solo un año, y que está próxima a agotarse debido a la buena respuesta del público en las distintas ferias y Oficinas de Turismo, que rediseñará nuevamente algunos de sus contenidos.

Paralelamente se está trabajando en el diseño de un folleto informativo que apoye la visita al Castillo de Arnedo, como ya ocurre en el caso de las cuevas.