La concejala de Igualdad, Flor Lavilla, y el portavoz del equipo de gobierno, Esteban Martínez, han ofrecido hoy una rueda de prensa en torno a los fondos destinados a acciones de prevención y lucha contra la violencia género que, en el caso de Calahorra, fueron de una cuantía de 21.056 euros de acuerdo al tamaño de nuestra ciudad.

 

Martínez ha recordado que “los presupuestos generales del Estado para 2018 y el Real Decreto de Medidas Urgentes para el Desarrollo de la Violencia de Género previeron la recuperación de las competencias sobre violencia de género por parte de los ayuntamientos y destinaron una serie de fondos dedicados a acciones a la prevención y lucha contra esta lacra a través de la Secretaría de Estado de Igualdad del Gobierno de España”.

 

 

Una de las primeras medidas tomadas por la concejalía de Igualdad fue pedir una relación de gastos imputados a esta partida, detectándose una ejecución de tan solo 9.065,96 euros (43%). La legislación deja claro que todo el dinero no ejecutado antes de 30 de junio de 2019 será descontado de los fondos destinados al Ayuntamiento en la edición siguiente, recordando los responsables del equipo de gobierno que se podían destinar fondos a estas acciones desde el 5 de agosto de 2018.

Por tanto, desde la concejalía de Igualdad, en colaboración con la concejalía de Derechos Sociales, se ha realizado un enorme esfuerzo en apenas unos días para ejecutar el dinero restante y que se ha materializado en las siguientes acciones:

  • ‘Punto violeta’ en la biblioteca municipal mediante la adquisición de nuevos fondos bibliográficos relacionados: 790,37 euros
  • Reparto de mochilas y pañoletas: 2.875,56 euros.
  • Reparto de pulseras, chapas y colocación de lonas informativas: 2.717,93 euros.
  • Adquisición de material de defensa personal: 1.667 euros
  • Segunda edición de 2.000 ejemplares de cómics: 1.548,80 euros.

Los gastos finales contraídos son de 20.595,57 euros, lo que supone un 97,80 % de la ejecución. Todo el material servirá para dotar al Ayuntamiento de Calahorra de material suficiente para realizar campañas de sensibilización y, una vez justificada la subvención, permitirá cobrar una cantidad similar el año que viene que puede destinarse a nuevos programas de prevención y lucha contra la violencia de género que coloquen a Calahorra a la vanguardia de estas políticas.