Mañana miércoles, 1 de junio, dará comienzo el nuevo servicio de transporte de autobús urbano en Calahorra y que conllevará importantes novedades respecto al servicio actual.

En primer lugar, se duplican los servicios diarios mediante la utilización de dos autobuses de pequeño formato. Gracias a ello, las frecuencias de paso de cada autobús se reducen de una hora a media hora.

El primero de estos autobuses mantendrá las frecuencias actuales, mientras que el segundo realizará el mismo recorrido pero con salidas media hora después.

Con el nuevo servicio, también se aumentan las paradas de 18 a 29. Un aumento que además permite extender el servicio hasta el planillo de San Andrés al añadirse paradas en el Casco Antiguo. Entre ellas, 2 en la calle Santiago, 2 en la calle del Sol y 1 en el planillo de San  Andrés.

Con este nuevo servicio, el 96 % de la población dispondrá de una parada a menos de 200 metros de su vivienda, y el 48 % estará cubierto con una parada a menos de 100 metros de su casa

Temporalmente, y tal y como está establecido en el contrato, este servicio será prestado por minibuses diésel hasta la llegada de los nuevos vehículos eléctricos contemplados en el pliego.

Los abonos actuales se mantienen en 5 euros el abono de 10 viajes y 3 abonos de 10 viajes bonificados para tres colectivos jubilados, personas con discapacidad y jóvenes y 2,50 euros, y el billete sencillo 0,75.

Los abonos podrán adquirirse en el propio autobús acreditando ser beneficiario de estos abonos.

A partir del 1 de junio, los abonos de la anterior empresa adjudicataria que no puedan ser utilizados serán abonados a sus titulares acudiendo a la Oficina de Atención a la Ciudadanía (OAC).

El nuevo servicio mantendrá también los actuales servicios especiales al cementerio San Lázaro que se realizan los últimos miércoles de cada mes (si es festivo, el martes anterior) con salida del Ayuntamiento a las 16:30 h. y vuelta a las 17:30 h., así como los previstos para la festividad de “Todos los santos”.

El nuevo servicio también prevé la conexión con la nueva estación Intermodal o la posibilidad de realizar servicios discrecionales en momentos puntuales para favorecer la movilidad en momentos necesarios.

Este servicio sigue las indicaciones del Plan de Movilidad Urbana Sostenible favoreciendo el acceso a este servicio a los vecinos del casco histórico y mejorará también la sostenibilidad y el impacto ambiental del servicio al utilizar autobuses eléctricos contribuyendo a la reducción de la huella de carbono de nuestra economía.

A partir de ahora comienza la siguiente fase de implantación de este servicio que tiene que ver con la digitalización del mismo, puesto que la nueva concesión incorpora una aplicación con soporte de ticketing, información de los tiempos de llegada y espera, seguimiento de frecuencias y mapa interactivo y accesible.