La consejera de Salud, María Martín, y el director del Área de Salud, José Miguel Acítores, han presentado hoy el Plan de Actuaciones del Servicio Riojano de Salud para 2019, donde se recogen tanto los objetivos como las principales líneas de actuación para este ejercicio en materia sanitaria.

 

A lo largo de su intervención, la titular de Salud ha destacado que los objetivos generales pasan por implementar la última fase del III Plan de Salud de La Rioja 2015-2019, seguir impulsando la Estrategia de cronicidad y el Plan Estratégico de Salud Mental, y seguir fortaleciendo la Atención Primaria y el trabajo colaborativo entre niveles asistenciales. Asimismo, este próximo año se sumará el desarrollo de un Plan Integral de Calidad y Seguridad orientado al paciente.

Además de estos objetivos generales, se han establecido líneas de actuación para cada nivel asistencial. En primer lugar, en el Complejo Hospitalario San Pedro y el 061 se contempla la creación de la Unidad de Urgencias Pediátricas; la ampliación de la Unidad de Hemodiálisis; el acondicionamiento de la Helisuperficie; la implantación del test de detección de aneuploidias para reducir las amniocentesis; la incorporación de nuevos servicios de Cirugía Oral y Maxilofacial; o la adquisición de 44 nuevos equipos de alta definición dentro del Plan de Renovación Tecnológica.

Por su parte, dentro de la Estrategia de Salud Mental se incluye la puesta en marcha del Plan de Prevención del Suicidio; el “novedoso dispositivo” denominado Terapia Asertiva Comunitaria para personas diagnosticadas de trastorno mental grave; el Mapa de Recursos en Salud Mental de La Rioja y el impulso a los dispositivos Salud Mental Infanto-Juvenil en Rioja Baja.

Según ha explicado Martín, en 2019 se constará además “una apuesta clara por el desarrollo de más acciones de mejora en materia de seguridad del paciente”. Entre ellas, ha destacado el I Plan Integral de Calidad y Seguridad para el paciente; la implantación del Sistema de Notificación y Aprendizaje para la Seguridad del Paciente (SINASP); o el desarrollo de los programas de Infección Quirúrgica Zero y de Check-List Quirúrgico.

Asimismo, este año se implantará en el Hospital San Pedro, el CARPA y el Centro de Especialidades de Haro, el Sistema de Información, Guía y Monitorización de Accesos (SIGMA) de pacientes con un nuevo sistema de llamamiento para acceder a consulta que garantiza el derecho a la confidencialidad en las consultas externas.

En lo que se refiere a las principales líneas de actuación en Atención Primaria, se iniciará una experiencia piloto para realizar ecografía clínica por médicos de familia; se va a seguir impulsando la autogestión de los equipos con una apuesta por agendas de calidad para los profesionales; y se incorporarán indicadores de gestión en el Programa Gestor de Cupos. Del mismo modo, se seguirá desarrollando la Estrategia de Cronicidad apostando por un mayor control del paciente polimedicado a través de la Estrategia de Adherencia al Tratamiento. Respecto a las plazas MIR, se aumentará su número en 5, así como el número de profesionales con plaza en propiedad.

En lo referente a los programas de Formación de Personal Sanitario, abiertos a todos los profesionales, destaca la creación de programas MIR de profesionales de Medicina Familiar y Comunitaria, de las especialidades médico quirúrgicas, matronas y médicos del trabajo. De manera especial se pretende, además, fomentar la Investigación Clínica y la realización de Tesis Doctorales en el ámbito del SERIS. En lo referente a las ofertas públicas de empleo para 2019, ya están contempladas 97 nuevas plazas de estabilización, y se van a tomar nuevas medidas para la estabilidad del empleo de los profesionales como nuevas convocatorias de carrera/desarrollo profesional.

Mención especial merece la Escuela Universitaria de Enfermería, ya que “este año será una realidad la culminación del nuevo edificio de la Escuela cuya apertura llegará para el comienzo del curso 2019-2020”, ha asegurado Martín.

Por último, el Plan Económico y Financiero del SERIS perseguirá garantizar la sostenibilidad financiera y la estabilidad presupuestaria, y en la línea del compromiso adquirido por el Gobierno de La Rioja, “irá alineando los programas de gasto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, según ha recalcado la consejera.

Balance de 2018

Por su parte, el director del Área de Salud ha realizado un balance de los hitos más relevantes cumplidos en materia sanitaria a lo largo de 2018. En primer lugar, ha destacado el incremento cercano al 5% producido en la actividad quirúrgica (24.219 operaciones en 2018 frente a las 23.026 de 2017), un aumento que también se ha trasladado a las consultas sucesivas, un 3,8% (465.152 frente a 447.472), y a los ingresos, un 2,5% (31.585 frente a 30.789 del año anterior).

A este respecto, el director ha destacado que la demora media para una intervención quirúrgica en La Rioja se ha reducido en casi dos semanas en un año hasta situarse por debajo de los 40 días, “la cifra más baja de todo el Sistema Nacional de Salud”. Asimismo, Acítores ha subrayado que 2018 ha sido “un año prolijo para la incorporación de nuevas unidades y técnicas a la cartera de servicios”. Entre las primeras sobresalen la Unidad de Rehabilitación de Daño Cerebral Adquirido o la nueva Unidad de Atención al Paciente Pluripatológico. Con respecto a las técnicas y procesos, destacan la incorporación de la cirugía bariátrica; el empleo por primera vez de una técnica vanguardista que evita la cirugía abierta en tumores de boca y faringe; o el nuevo sistema de cribado de cáncer de cuello de útero (cérvix), “todos compromisos reflejados en el Plan de Actuación del SERIS de 2018”, ha remarcado.

Otro de los hitos de 2018 a los que se ha referido el director del Área han sido los nuevos servicios implementados, como el inicio del suministro de los medidores continuos de glucosa ‘tipo flash’ a los menores con diabetes; la consolidación de un circuito integral con tiempos reducidos y un especialista de referencia para los pacientes oncológicos; o el afianzamiento del uso de la cirugía mínimamente invasiva, que ya representa una de cada tres intervenciones en el sistema sanitario riojano.

Acítores ha puesto especial relevancia en los importantes avances en el fortalecimiento de la Atención Primaria. En primer lugar, el director ha destacado la consolidación de la Alianza Riojana por la Salud como “ejemplo de colaboración en la gobernanza de la salud por parte del sector primario”, y que se ha convertido “en el mayor cauce de participación a nivel sanitario de nuestra región”. Este año se ha visto reforzada con los ‘Jueves de la Alianza’, que pretenden fomentar estilos de vida saludables a través de sesiones informativas y formativas dirigidas a la población.

Asimismo, el director ha destacado que la App de Rioja Salud ya incluye notificaciones para reforzar la prevención gracias a la prescripción de hábitos y estilos de vida saludables. En este punto, Acítores ha puesto de relieve “el impulso que se ha dado en materia de herramientas de e-salud y en la formación de los profesionales para ofrecer una mejor atención a los ciudadanos”.

En lo referente a nuevos programas de innovación en la gestión, el director del Área ha destacado un nuevo proyecto dentro de la atención al paciente crónico que dota de un mayor protagonismo al ciudadano en las decisiones de su propia salud. Éste contempla que “en la agenda de Medicina, Enfermería y Trabajo Social se incluyan citas conjuntas para valorar a los pacientes crónicos y pluripatológicos de manera integral, teniendo en cuenta no sólo los episodios de atención de la historia sino aquellas valoraciones sociales, económicas y ambientales que se consideran relevantes en su manejo”.

Sobre mejoras en medición de resultados, Acítores ha valorado la inclusión del módulo de prescripción electrónica unificado para Atención Primaria y Especializada que supone “la gestión más eficiente de prescripciones médicas y una visualización unificada de todas las prescripciones por grupos terapéuticos, favoreciendo la continuidad de los cuidados, la equidad en la atención, y evitando la variabilidad clínica”. Además, se ha puesto en manos de los profesionales la Guía Terapéutica en Atención Primaria elaborada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), que ofrece a los profesionales de la salud información basada en la evidencia sobre los tratamientos terapéuticos; se ha suministrado a cada profesional sus datos de prescripción, lo que redunda en una mayor adherencia al tratamiento por parte de sus pacientes; y se ha potenciado la coordinación entre niveles asistenciales con el Foro de Profesionales.

Acítores también ha querido destacar la importancia que los profesionales de la  Atención Primaria están desempeñando dentro de la III Estrategia de Salud Mental de La Rioja, al igual que ha enfatizado el “papel protagonista” que desempeña ahora la Enfermería dentro del Sistema Público de Salud de La Rioja.

Aun así, el director ha asegurado que “vamos a seguir esforzándonos para que nuestra Atención Primaria siga siendo un referente nacional, y por eso estamos trabajando de la mano de los representantes de los profesionales en futuras mejoras, así como vamos a retomar a nivel nacional la Comisión de Recursos Humanos, que se reunirá el próximo día 23 de enero, ya que muchos de los retos de la Atención Primaria que hoy tenemos sobre la mesa hay que resolverlos con la implicación de todas las comunidades autónomas y con el Ministerio de Sanidad”.

Respecto a los planes estratégicos puestos en marcha, Acítores ha destacado el protocolo de diagnóstico y tratamiento de personas con fibromialgia; el Plan de Cuidados Paliativos; el Plan de Mejora de la UMI; y el protocolo de TDAH de La Rioja.

Del mismo modo, 2018 ha sido “un año importante para la mejora de las condiciones de los profesionales”, ha asegurado el director de Área, con la aprobación de 472 nuevas plazas dentro de las ofertas de empleo público; con la puesta en marcha de los concursos de traslados; o con la convocatoria de carrera/desarrollo profesional para interinos. En materia de seguridad, desde el pasado año los profesionales cuentan con un sistema de aviso para poder solicitar ayuda de forma inmediata ante situaciones de riesgo y posibles agresiones.

Además, Acítores ha subrayado que uno de los logros más importantes de 2018 ha sido “que La Rioja haya alcanzado el objetivo establecido por la OMS de controlar la hepatitis C antes del 2030 al haber diagnosticado a más del 90% (91,1%) del total de personas que padecen esta enfermedad en nuestra comunidad”.

Para finalizar, el director ha puesto de relevancia los avances en materia de transparencia, donde ha destacado la realización del I Encuesta Global de Satisfacción realizada en el Sistema Público de Salud de La Rioja a más de 1.000 pacientes de la región. Según los resultados, 9 de cada 10 riojanos recomendarían a un familiar su centro de salud, su médico de familia de referencia y su enfermera.