El presidente del Partido Riojano, Rubén Antoñanzas, ha sido muy tajante esta mañana al valorar las últimas noticias relativas a las infraestructuras ferroviarias de nuestra región: “Nuevamente, La Rioja ha perdido la oportunidad de lograr la línea de altas prestaciones; nos hemos quedado otra vez sin financiación europea, ni siquiera vamos a poder optar a ella porque después de veinte años de supuestos trabajos no tenemos ni definido el proyecto. Es vergonzoso. Es una situación de la que no saldremos hasta que tengamos un partido regionalista fuerte que tenga peso para impulsar las infraestructuras que los riojanos merecemos. Está claro que ni el PSOE ni el PP ni ningún otro partido de ámbito nacional se ha preocupado por nuestro progreso”.

Esta declaración responde a la noticia conocida ayer sobre que la línea de altas prestaciones ferroviarias de La Rioja, incluida en el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, quedará con toda seguridad excluida de financiación europea al no cumplir los requisitos marcados en el programa “Conecta Europa”.

Unas bases de concesión que, como ha señalado Antoñanzas, “no es que sean muy estrictas, no piden nada extraordinario, únicamente conocer de qué tipo de infraestructura estamos hablando y cuándo podría comenzar su construcción. No parece nada del otro mundo, es lo lógico. El problema es que, después de veinte años, no tenemos ni un proyecto redactado ni su tramitación avanzada”.

Una región resignada

En este sentido, el presidente del PR+ ha recordado la gran decepción que supuso en 2017 conocer que el estudio de impacto medioambiental había caducado y había que comenzar nuevamente desde el principio. “Lo poco que habían hecho lo dejaron caducar. Hemos tirado años y dinero para nada, para encontrarnos en la peor situación, en el peor momento. El déficit de infraestructuras en La Rioja es histórico, parece que hasta nos hemos acostumbrado y resignado a él; pero el problema es que mientras nosotros nos hemos ido quedando atrás, las demás comunidades han ido avanzando”.

“¿Quién avanza? ¿Quién progresa?” se ha preguntado Antoñanzas, “Han avanzado y progresado –ha contestado- las comunidades con peso en Madrid, con muchos diputados o las que son estratégicas como históricamente el País Vasco y Cataluña y ahora también otras como Cantabria o como Aragón que tiene ahora a `Teruel existe´ peleando por su tierra. Hasta que La Rioja no tenga a un partido que pelee por ella y solo por ella no vamos a salir nunca adelante”.

“PSOE y PP se han estado repartiendo el papel durante cuarenta años. Cuando uno está en la oposición reivindica y pide mucho pero en cuanto llega al Gobierno se olvida de la reivindicación y se pliega a los intereses de sus partidos nacionales, a los que La Rioja les parece demasiado pequeña para preocuparse por ella”.

Esta desatención e incluso traición por parte de los partidos nacionales se agrava en los momentos actuales. Como ha concluido el presidente del Partido Riojano, cuando la crisis derivada del coronavirus está dañando nuestro ya muy maltrecho tejido empresarial, esta noticia “acaba con nuestras pocas esperanzas de ir ganando competitividad en el futuro. Además, se suma a los últimos recortes que nos han estado aplicando en servicios de comunicación con las principales ciudades del país y con la prácticamente inexistente actividad en el aeropuerto”.