El alcalde, Luis Martínez-Portillo, ha visitado la plaza de la Verdura y la calle Portillo de la Plaza, tras la finalización de las obras de urbanización y la recepción de las mismas, acompañado de la concejala de Urbanismo, Rosa Ortega, la concejala del Casco histórico, Mónica Arceiz, del concejal de Contratación, Óscar Eguizábal, y de  técnicos.

 

“Una obra magnífica y costosa en la que hemos invertido un millón de euros entre el pilotaje, la pavimentación y el derribo de varios edificios y con la que hemos recuperado la plaza de la Verdura para los vecinos de esta zona y para todos los ciudadanos de Calahorra con una amplitud y un precioso mirador”, ha destacado el alcalde.

En este sentido, ha recordado la intención del equipo de gobierno municipal de seguir actuando en esta zona del casco histórico dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible “Calahorra, dos milenios de fututo”, cofinanciada por el Ayuntamiento de Calahorra y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

“La propuesta que nos gustaría realizar consiste en la recuperación del talud existente bajo la plaza de la Verdura y hasta la calle Caño y en la ampliación  del espacio de la plaza de la Verdura, que ha resultado tras la demolición de los edificios sitos en el arranque de la calle Portillo de la Plaza. Urbanizarla, colocar alumbrado, arbolado y mobiliario urbano y convertirlo en un precioso mirador”, ha detallado Luis Martínez-Portillo.

Estas dos obras tienen un coste total de 363.146,41 euros.

La remodelada plaza de la Verdura dispone de un mirador, mobiliario urbano y arbolado.

La empresa Pavimentaciones Morales ha sido la encargada ejecutar el pilotaje de la plaza de la Verdura  y de la calle Portillo de la Plaza, la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento y otros servicios y los trabajos de urbanización.