El Hospital San Pedro cuenta ya con una nueva Unidad de Rehabilitación de Daño Cerebral Adquirido situada en el Servicio de Rehabilitación y que, tal como ha explicado la consejera de Salud, María Martín, proporciona un tratamiento integral para lograr que los pacientes “puedan alcanzar la mayor recuperación y autonomía posible tras un accidente cerebrovascular”.

 

Martín ha visitado hoy esta nueva unidad asistencial que es “un compromiso cumplido con nuestros pacientes” y que ha supuesto una inversión de 200.000 euros. En la visita ha estado acompañada por el director del Área de Salud, José Miguel Acítores, y la directora de Enfermería, Yolanda Caro, además de por los profesionales sanitarios que trabajan en este espacio; médico rehabilitador, terapeuta ocupacional, logopeda, enfermeras y fisioterapeutas.

María Martín ha explicado que “algunos pacientes, tras padecer un episodio de este tipo, sufren un deterioro que les impide llevar a cabo las actividades de su día a día con normalidad, y con una asistencia y tratamiento proporcionado desde todos los ámbitos asistenciales podemos garantizar la máxima recuperación”.

El proceso rehabilitador comienza desde el mismo momento de la aparición de la lesión, e integra tratamientos de fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional. María Marín ha incidido en que “éstos, deben ponerse en marcha cuanto antes para reducir las alteraciones que la persona tiene tras la lesión, minimizando el impacto y facilitando su independencia e integración al entorno familiar, social y laboral”.

Esta unidad consta de diferentes espacios como son las consultas del médico rehabilitador y del logopeda; el gimnasio de terapia ocupacional y una zona del gimnasio de rehabilitación, donde se va a llevar cabo el tratamiento integral de los pacientes que sufran un accidente cerebrovascular que conlleve una afectación del funcionamiento cognitivo, emocional, conductual y/o físico, permitiendo así que alcancen la mayor recuperación posible.

Unidad de Rehabilitación de Daño Cerebral Adquirido

La rehabilitación se realiza a través de un equipo multidisciplinar y un tratamiento funcional. En concreto, a esta unidad se han incorporado especialistas en rehabilitación, fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional y enfermería, todos ellos coordinados por un médico rehabilitador. Además, la unidad cuenta con profesionales de otras disciplinas, especialmente, de neuropsicología, psicología y trabajo social.

En esta nueva unidad, que va a atender a una media de 50 pacientes cada año,  se van a adecuar los tiempos de valoración médica; se tratará la espasticidad (músculos tensos y rígidos); se van a incrementar la intensidad de los tratamientos de fisioterapia; adelantar el inicio y aumentar la intensidad de los tratamientos de logopedia y ampliar la intensidad del tratamiento rehabilitador en aquellos pacientes con mayor potencial teórico de recuperación.

Además, con este nuevo equipo se garantiza la continuidad asistencial en el proceso de rehabilitación del daño cerebral adquirido, evitando la fragmentación del programa de rehabilitación y reduciendo las necesidades de derivación a centros de convalecencia para la realización de los tratamientos.

Causas más comunes de daño cerebral

  • Traumatismo craneoencefálico: es la lesión del cerebro por un trauma o golpe.
  • Ictus: los accidentes cerebro vasculares son lesiones derivadas de una interrupción del sistema de riego sanguíneo del cerebro, como las embolias y trombosis, o las hemorragias cerebrales.
  • Anoxias o hipoxias: es la ausencia o pobre oxigenación del cerebro durante un tiempo determinado, lo que provoca la muerte neuronal de parte del tejido cerebral.
  • Tumores cerebrales: tanto el propio tumor como los procedimientos orientados a su eliminación (cirugía, radiación) causan daños importantes en el tejido cerebral circundante.