El pasado mes de octubre se conoció la resolución provisional de la línea 1 del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos de titularidad local (PIREP) que concede el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y que están incluidos en el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR) financiado por la Unión Europea, Fondos Next Generation UE y en la que se informaba de que el Ayuntamiento de Calahorra obtenía una subvención de 622.004,80 euros para la rehabilitación energética de la Casa Consistorial.

De acuerdo con la solicitud de convocatoria de las ayudas, el Ayuntamiento de Calahorra se comprometió a la ejecución de estas obras aportando un cronograma de trabajo, para lo cual es necesario la redacción del proyecto básico y de ejecución de las obras de rehabilitación energética del edificio de la casa consistorial.

El presupuesto inicial de licitación de este proyecto es de 51.786,11 euros, IVA incluido, importe que podrá ser mejorado a la baja. El plazo para presentar las ofertas por parte de las empresas interesadas en este contrato será de 23 días desde la Publicación de Contratación del Sector Público.

Entre las actuaciones a realizar se encuentran la mejora de la eficiencia energética del edificio, ya que actualmente el edificio cuenta con una etiqueta energética “D” y de emisiones de CO2 “E”; la reforma funcional del edificio y la creación de un espacio multifuncional en la primera planta, mejora de la accesibilidad del edificio garantizando criterios de accesibilidad universal, además de mantener las condiciones de uso del edificio.

Este edificio fue construido en 1942 ha sido reformado parcialmente en varias ocasiones y gracias a esta convocatoria de subvenciones se pretende realizar una intervención integral en materia de eficiencia energética llevando a cabo la sustitución del sistema de calefacción, climatización e iluminación. Esta reforma intervendrá además en la envolvente térmica del edificio (ventanas, tejado, etc.) lo que contribuirá enormemente a la reducción del consumo energético y eléctrico.

Actualmente, el sistema de calefacción es de gasóleo, poco eficiente y que sufre constantes averías. El sistema de climatización está compuesto por diversos equipos, siendo el principal de la década de 1970, que emplea ya materiales un tipo de gas ilegal para nuevas instalaciones. La envolvente térmica del edificio es débil y en muchas partes carece de aislamiento. Tampoco el tejado dispone de aislamiento. Por último, las ventanas son de madera antigua, buena parte de ellas están desajustadas y compuestas por vidrios sencillos sin cámara.

Con esta actuación, el Ayuntamiento de Calahorra continúa invirtiendo en medidas de eficiencia energética para reducir el gasto energético, el consumo de energía procedente de combustibles fósiles y las emisiones de CO2. Ejemplo de esto son las medidas recientemente adoptadas de reducción de gasto en alumbrado monumental y fuentes ornamentales, la reforma de la instalación de climatización del edificio municipal de la Calle Teatro o la sustitución de las calderas del CEIP Quintiliano y la Residencia San Lázaro.