Los alumnos riojanos obtienen 497 puntos en la competencia Matemática y 487 en la competencia Científica, según los datos publicados ayer de forma parcial del informe PISA correspondiente a 2018, una edición en la que ha participado una muestra ampliada de 1.657 alumnos de 15 años y pertenecientes a 23 centros educativos de la región, en representación de 2.845 alumnos. Según este informe, La Rioja se mantiene por encima de la media nacional en ambas competencias y enmarcada en el nivel promedio establecido por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

 

Sin entrar en saltos cualitativamente importantes en su desarrollo a lo largo de los años, y tomando en consideración el carácter parcial y provisional del informe, un primer análisis sí que advierte de una tendencia a la baja en el rendimiento de los alumnos riojanos que, sin ser preocupante ni significativo por el momento, sí advierte de la necesidad de cambio en el modelo educativo para recuperar una progresión perdida en los últimos años. “El cambio de modelo que proponemos se basa en unos resultados relativamente buenos aunque en leve descenso continuado en las últimas pruebas y en el evidente desequilibrio entre los extremos de la población; ese cambio debe tender hacia una mayor inclusión y cohesión social para lograr unos resultados más compactos y equilibrados”, ha explicado el consejero de Educación y Cultura, Luis Cacho, en comparecencia informativa.

Por ello, ha subrayado “la necesidad de hacer un cambio para revertir la tendencia, un cambio que en nuestro proyecto pasa por las personas, la igualdad de oportunidades, la equidad, la eliminación de segregaciones, un mejor acompañamiento de los alumnos y la motivación y el desarrollo profesional de docentes y equipos directivos; el reto”, ha proseguido, “no está tanto en el rendimiento académico general, que es bueno, como en lograr la cohesión especialmente en los niveles inferiores de competencia y fundamentalmente, y esta es conclusión principal, en desarrollar el currículo de una forma nueva integrando competencias no cognitivas”.

El consejero ha recordado asimismo que venimos de unos años en los que hemos observado una reducción de la inversión constante en Educación, un 16,53% acumulado que vamos a revertir; como el gasto por alumno, que en 2009 era de 6.300 euros y en 2017 no llegaba a los 5.700 euros, por debajo de todas las regiones limítrofes, y todo ello con un 17% de abandono escolar, un tercio de nuestro profesorado en condición de interinidad y unas aulas que han visto incrementadas las ratios. Este contexto social, unido a una Ley como la LOMCE “orientada radicalmente a los contenidos y no a las competencias, nos ha llevado a una situación actual que queremos abordar antes de que sea un problema real”.

En resumen, “nuestros alumnos tienen buen rendimiento académico medio pero tenemos un sistema muy desequilibrado socialmente y de poco impacto real en el desarrollo regional, somos la comunidad con menor crecimiento económico de España”, ha explicado Cacho.

Los datos

Con todo, desde el Gobierno de La Rioja se asumen con cautela unos datos que, al parecer, pueden estar afectados por anomalías derivadas de la publicación parcial de un informe que estuvo centrado fundamentalmente en la parte de Lengua, y cuyos resultados no se publican a nivel estatal ni regional al no poder asegurarse la plena comparabilidad internacional de los resultados de España, por el momento. Los datos están siendo ahora llevados a revisión y análisis en profundidad por parte de la Consejería de Educación y Cultura.

En competencia Matemática, en donde se hace hincapié en la utilización de las matemáticas en el mundo real y en la resolución de problemas prácticos, el alumnado de 15 años de La Rioja alcanza 497 puntos, 3 por debajo del promedio establecido por la OCDE (500). La región se encuentra en la horquilla en la que fijan sus resultados países como Finlandia, Francia, Estados Unidos, Irlanda, Eslovenia, Italia o Noruega; y los datos reflejan que dos de cada diez alumnos riojanos no alcanzan ni siquiera el nivel 2 de competencia (considerado el mínimo exigible a la finalización de los estudios de ESO). En la otra parte de la escala, La Rioja es referente nacional en el porcentaje de alumnos que alcanzan los niveles competenciales 5 (el 9%, tercera tras Castilla y León y Navarra) y 6 (el 2,4%, líder seguida de Navarra).

Respecto a la competencia Científica, que implica poder explicar fenómenos científicamente, evaluar y diseñar la investigación científica, e interpretar datos y pruebas científicas, el alumnado de 15 años de La Rioja alcanza 487 puntos, 13 por debajo del promedio establecido por la OCDE (500). La región se ubica séptima dentro del conjunto del país y en el margen de países como Letonia, Lituania, Hungría o Rusia. De nuevo, el 20% del alumnado tampoco alcanza el nivel 2 en esta materia.

Factores asociados al rendimiento

En cuanto a factores asociados al rendimiento, un análisis del informe PISA desvela cuestiones como que los varones han ofrecido un rendimiento levemente mejor, aunque no considerado significativo, que las mujeres tanto en Matemáticas (505 puntos frente a 490) como en Ciencias (491 frente a 481): mientras que sí se percibe una brecha mayor entre el alumnado nativo y el de procedencia extranjera, con 70 puntos de diferencia en Matemáticas y 43 en Ciencias; y más aún entre aquellos estudiantes que han repetido curso, y cuyo rendimiento es de hasta 104 puntos en Matemáticas y 92 en Ciencias por debajo de los que han avanzado con normalidad cada curso.

Por último, el informe PISA indica que no se aprecia actualmente una diferencia significativa de rendimiento entre los alumnos de centros privados/concertados y de centros públicos: los primeros obtuvieron marcas de apenas 8 puntos por encima de los segundos.

Evolución anual

Comparando los resultados actuales con el último informe PISA del año 2015 de La Rioja, se constata una continuidad en el rendimiento educativo del alumnado riojano en ambas competencias, dado que la variación experimentada no es significativa. En concreto, en la competencia matemática, en el año 2015 se alcanzaron 505 (frente a los 497 actuales), y en la competencia Científica se obtuvieron 498 puntos (frente a los 487 actuales). Si los resultados se comparan con la media de España, La Rioja se sitúa por encima de la misma en ambas competencias. En concreto, supera la media de España en 16 puntos en la Competencia Matemática (La Rioja: 497 frente a España: 481), y en 4 puntos en la Competencia Científica (La Rioja: 487 frente a España: 483). Todo esto a falta de completar el espectro total del informe, que previsiblemente debería conocerse a lo largo de 2020.