A lo largo de toda la jornada de hoy lunes 3 de febrero se ha venido celebrando la festividad de San Blas, un día en el que la Catedral calagurritana ha vuelto a ser punto de encuentro para cientos de personas que han acudido durante todo el día para mantener una de las tradiciones que cuentan con mayor participación popular a lo largo del año.

Los actos comenzaban a las once de la mañana con la celebración de la Santa Misa, tras la cual llegó la primera bendición de alimentos y el posterior reparto del gran rosco donado, un año más, por Tahona Mi Pan a la asociación Amigos de la Catedral de Calahorra que ha recogido las aportaciones voluntarias de los presentes para contribuir a la restauración de la capilla del Santo Cristo de la Pelota.

A partir de ese momento se han repetido las bendiciones de alimentos en el altar mayor de la Catedral, destacando un año más la participación de los escolares calagurritanos que no se han querido perder esta tradicional cita con San Blas.