Se celebró el pasado 7 de abril la XIX edición del Torneo Jóvenes Promesas de ajedrez que organiza el Club Ajedrez Alfaro. El torneo se desarrolló en el pabellón del Colegio Obispo Ezequiel Moreno. Torneo al mejor de seis partidas rápidas, a quince minutos de duración. Contó con una masiva participación.

 

Ciento treinta jugadores atendieron la invitación, y llenaron por igual las dos categorías en las que ese dividió: la B para los más noveles alumnos de la Escuela. Y la A para los niños algo más avanzados. Un auténtico éxito de participación. Con varios clubes participantes: además del Club Ajedrez Alfaro estuvieron presentes Lasker de Logroño, Jaque al Rey de Villamediana, Círculo Amistad Numancia de Soria, SAL de Logroño y Santa Ana de Tudela. Y por parte del Club, niños pertenecientes a todas las escuelas, con la incorporación por primera vez de varios chavales de Rincón de Soto.

El Club Ajedrez Alfaro pensó desde sus comienzos en promover la enseñanza del ajedrez a cualquier niño que tuviese esa inquietud. A partir del año 2000 cuando se ofertó una Escuela verdaderamente estructurada. Con el tiempo esta escuela ha adquirido una dimensión comarcal, llevando el aprendizaje a varias localidades de la Ribera del Ebro.

La persona que más trabajó por esta Escuela, y que durante muchos años fue su director, no es otro que el maestro Luis Lorente. El Torneo Jóvenes Promesas, que este año cumplía su décimo novena edición, ha sido dedicado a la figura del director de la Escuela, y a partir de ahora su nombre va a ser el de Torneo Jóvenes Promesas Luis Lorente.

Un emocionadísimo Luis recordaba todo esto en la presentación que hizo al torneo. Y subrayó lo importante que es la dedicación de los monitores a sus alumnos. Casi todos estuvieron presentes en el Torneo para observarlos más de cerca.

A mitad de mañana ofrecimos un aperitivo a los participantes, para lo cual contamos un año más con la colaboración de Aspil. Ya son muchos los años que lleva apoyándonos en este certamen, cosa que hay que reconocer y agradecer. De igual forma que hay que agradecer el incondicional apoyo que, una vez más, obtuvimos del Ayuntamiento de Alfaro.

En lo estrictamente deportivo, los tres primeros clasificados de la categoría A fueron, por este orden, Javier Sáinz, Angel Fuentes y Alejandro Fuentes. El primero del Club Ajedrez Alfaro y los dos hermanos del Club Santa Ana de Tudela. En la categoría B ganó Mario Carracedo, del Club Ajedrez Alfaro, seguido de Juan Pérez Aradros y de Alberto Pérez Castillo. Además de estos galardones, el torneo repartió un total de veinticuatro trofeos, en lo que se pretende que muchos de estas jóvenes promesas tengan su pequeña recompensa que les anime a continuar.

Hubo también unos premios por equipos, donde el empate a puntos de Club Ajedrez Alfaro y Santa Ana se decidió por la mínima para los locales. El tercero fue Lasker de Logroño.

Se cumplió una vez más una gran jornada de ajedrez, en un torneo que comparte con el resto de los organizados por el club la aspiración de ser la mejor continuación de las clases de la Escuela. Y que, como su nombre indica, es el semillero de nuevos jugadores que vayan desarrollándose y sean un día promesas convertidas en realidades.