El director general de Servicios Sociales, Pablo González, se ha reunido con los alcaldes y alcaldesas de los municipios miembros de la Mancomunidad Alhama Linares para analizar la financiación del Ejecutivo regional del personal y programas de la red básica del primer nivel del sistema de Servicios Sociales.

La Mancomunidad Alhama-Linares la conforman nueve municipios de La Rioja Baja (Aguilar del Río Alhama, Cervera del Río Alhama, Cornago, Grávalos, Igea, Navajún y Valdemadera) con una población total de 3.925 habitantes.

Pablo González ha destacado el valor de los servicios sociales de primer nivel “porque con ellos logramos dar una respuesta cercana a la ciudadanía, atendiendo a la población a través de los servicios sociales comunitarios que son de responsabilidad municipal”. Puesta en valor que se refleja en el incremento del 6,3 por ciento del presupuesto para el desarrollo de programas a lo largo de este 2022. Asimismo, el director general de Servicios Sociales ha destacado que “este año, y como novedad, también se firmará el convenio para el 2023 con el fin de facilitar y mejorar la gestión en lo relativo a la financiación de la Mancomunidad”. De esta forma, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, potenciará los servicios sociales de esta Mancomunidad con una inyección de más de 1,1 millones de euros hasta 2023.

Ayudas para familias con hijos menores de tres años

Para este año 2022, el Ejecutivo regional ha reservado una partida cercana a los 577.000 euros, un 6,3 por ciento más que en 2021 para financiar diversos programas y ayudas, entre ellas las destinadas de emergencia para familias con hijos menores de tres años y otras para paliar los efectos de la crisis de Ucrania.

Asimismo, el Gobierno de La Rioja subvencionará el 100 por cien de las ayudas de suministro energético (5.000 euros); el 80 por ciento de las ayudas de emergencia social (6.400 euros); el 70 por ciento de las atenciones directas de SAD para personas en situación de dependencia (376.390 euros), el 70 por ciento otras modalidades de SAD (50.515 euros); el 70 por ciento de programas de envejecimiento activo y prevención de la dependencia (22.768 euros); y el 50 por ciento del comedor social (112.000 euros). La financiación de 2023 será similar a la de 2022 y los programas que se llevarán a cabo son básicamente los mismos excepto las ayudas destinas a paliar los efectos de la crisis de Ucrania que ya no se concederán.

Asimismo, y además de la financiación de los programas, el Gobierno de La Rioja también asume el 85 por ciento de los gastos de personal de las tres trabajadoras sociales que tiene la Mancomunidad, aportando cerca de 136.000 euros. El 15 por ciento restante, lo aporta cada Mancomunidad.