El Club Deportivo Calahorra se ha puesto en contacto con la Real Federación Española de Fútbol al objeto de solicitar, tal como se ha hecho en otros países, el aplazamiento de los dos próximos partidos de la entidad rojilla al entender que “existen fechas entre semana para poder disputarlos más adelante reduciendo el riesgo de contagio y no perjudicando económicamente a los clubes que no perderían sus ingresos por taquilla estas jornadas”.

Desde el Club Deportivo Calahorra comparte la profunda preocupación de las autoridades, responsables sanitarios e instituciones por la propagación del virus COVID 19, así como las diferentes medidas tomadas para evitar una expansión masiva debido a su alta tasa de contagios, teniendo nuestra comunidad uno de los porcentajes más altos de casos positivos en nuestro país.

Además, el Club Deportivo Calahorra es un club modesto que trabaja por y para sus socios siendo éstos su mayor activo, los cuales se verían perjudicados por no poder acudir al estadio a presenciar el partido.

Desde la entidad rojilla entienden que “la solución de jugar a puerta cerrada estas dos próximas jornadas supondría preservar la salud de nuestros socios y aficionados, pero no de todas aquellas personas imprescindibles que acudan al campo de fútbol para que se desarrolle el partido, poniéndolas en un riesgo de contagio innecesario”.