El Club Deportivo Calahorra completó la última jornada de la primera vuelta con derrota en Amorebieta en un partido en el que los jugadores de Miguel Sola volvieron a ofrecer su cara más oscura, un equipo sin ambición, sin actitud y sin pegada que terminó derrotado por 1-0 ante un conjunto vizcaíno que supo leer mejor la forma de juego necesaria en un encuentro de estas características.

 

A lo largo del primer tiempo, los rojillos llevaron más la iniciativa en el juego ante un Amorebieta que esperaba su oportunidad, teniendo el Calahorra una clarísima ocasión en las botas de Carralero para haberse puesto por delante en el marcador; tras el descanso el conjunto de Miguel Sola desapareció por completo del partido y estuvo siempre a merced de un Amorebieta que supo aprovechar una jugada a balón parado para marcar su gol y llevarse los tres puntos en juego ante un Calahorra de nuevo decepcionante en esta tercera derrota de la temporada.
Dentro de lo poco positivo del partido jugado en el campo de Urritxe, el debut con buena nota de Mikel Santamaría en la defensa rojilla; ahora toca volver a pasar página cuanto antes y centrarse en el próximo encuentro, el primero de la segunda vuelta, que el C.D.Calahorra jugará este próximo sábado, nuevamente a domicilio, en el Stadium Gal de Irún frente al Real Unión, en el que cabe esperar una imagen muy diferente del conjunto rojillo para intentar sacar un resultado positivo en tierras guipuzcoanas.