Durante Semana Santa, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FSCE) intensificarán el control del cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes para contener el avance de la COVID-19. La delegada del Gobierno, María Marrodán, y la presidenta regional, Concha Andreu, han comparecido esta mañana antes de la reunión semanal del Centro de Coordinación Operativa (CECOR) para informar de los dispositivos previstos de cara a la celebración los próximos días de Semana Santa.

Por su parte, la presidenta de La Rioja ha realizado un llamamiento firme a la responsabilidad de la población. “La campaña de vacunación avanza, los resultados en cuanto a la incidencia de contagios y mortalidad del virus entre grupos sociales ya vacunados son ilusionantes y esperanzadores, pero el riesgo de contagio para el resto sigue estando ahí. El virus sigue estando ahí y debemos seguir siendo responsables”, ha advertido.

Andreu ha señalado que la cuarta ola es ya una realidad en La Rioja y nos encontramos en plena fase de ascenso de la curva de contagios, que se reflejará en la presión asistencial hospitalaria, de la UCI y en el número de fallecimientos.

Debido a los preocupantes datos de incidencia en algunas localidades riojanas, la presidenta riojana ha concretado que el Consejo de Gobierno ha adoptado medidas en base al semáforo de medidas asociadas a indicadores.

Asimismo, ha mostrado su preocupación por los datos de propuestas de sanciones que muestran una relajación alarmante de ciudadanía respecto al cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria. De ahí que haya insistido en que  “debemos seguir cumpliendo las medidas antiCOVID vigentes en cada municipio y en cada momento. Esta enfermedad está cambiando, no es la misma que hace un año, pero la manera de frenarla sigue siendo la misma: respetando las medidas antiCOVID”.

Ha destacado que las medidas antivCOVID funcionan y por ello, ha reclamado “a los riojanos y riojanas un último esfuerzo de cara a esta Semana Santa. Pido responsabilidad y empatía. Con los sanitarios, que llevan ya un año dejándose la piel, pero también con los comerciantes, con los hosteleros y con tantos colectivos que sufren el impacto de la pandemia y de las medidas antiCOVID”.

“No podemos dejar que todos los sacrificios que estamos haciendo caigan en saco roto cuando ya vemos la luz al final de este largo túnel que ha supuesto la pandemia”, ha subrayado.

DISPOSITIVOS SEMANA SANTA

Por su parte, la delegada del Gobierno ha adelantado que “más de 530 efectivos de la Guardia Civil y Policía Nacional trabajarán a diario para controlar el cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes en La Rioja durante los días festivos de Semana Santa”.

Durante el operativo de Semana Santa, la Guardia Civil dispondrá a diario de 392 efectivos de toda la comunidad, principalmente de las Unidades de Seguridad Ciudadana y de Tráfico.

La Guardia Civil intensificará la vigilancia de las vías de entrada y salida de la comunidad autónoma, prestando especial atención a las localidades en las que se concentran más segundas residencias para captar a quienes han acudido a las mismas desde otras regiones.

Para ello, se establecerán en los próximos días 316 puntos de controles aleatorios por todas las carreteras riojanas que conectan con otras comunidades autónomas y se intensificaran en aquellas zonas con más desplazamientos interterritoriales,  como son las ubicadas en la Ribera y La Rioja Alta.

En cuanto a los municipios de Cervera, la pedanía de Valverde, Autol y Pradejón, que el Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana que permanecerán con cierre perimetral por sus altos niveles de contagios, Marrodán ha detallado que la Guardia Civil situará controles en las vías de acceso para controlar las entradas y salidas.

Además, dentro de los núcleos urbanos, la Guardia Civil intensificará la vigilancia de chamizos, merenderos y locales para evitar reuniones de no convivientes.

Además, la delegada del Gobierno ha concretado que 140 efectivos al día de la Policía Nacional formarán parte del servicio especial de seguridad para Semana Santa. Los dispositivos controlarán la limitación de movilidad, centrando la vigilancia en los accesos y salidas de La Rioja con las comunidades limítrofes de País Vasco y Navarra. Para ello se establecerán puntos de control aleatorios en las vías principales y en las estaciones de autobús y tren, con la previsión de realizar más de 500 controles hasta el 10 de abril.

También se llevarán a cabo más de 150 controles aleatorios en el casco urbano de Logroño con el fin de detectar la llegada de personas que incumplan las limitaciones de movilidad o la restricción de compartir vehículo quienes no convivan.

Como hasta ahora, la Policía Nacional continuará controlando que se cumplen las medidas sanitarias impuestas en la ciudad, en especial en aquellas zonas en las que se pueden concentrar más personas durante estos días festivos.

Por parte de las policías locales, con una previsión de 165 agentes al día, continuarán prestando servicio de vigilancia en los núcleos urbanos en los que tengan competencia y seguirán colaborando con las FCSE.

Por todo ello, la delegada del Gobierno ha explicado que “entendemos que no es momento de bajar la guardia ante los comportamientos que representan actitudes egoístas que ponen en riesgo al conjunto de la ciudadanía y, por tanto, aquellas personas que no cumplen con la legislación vigente serán propuestos para sanción”, ha destacado.

De este modo, Marrodán ha insistido en que “de todos depende que no lleguemos a una cuarta ola en La Rioja, de que seamos responsables y conscientes de la necesidad de protegernos y proteger a los demás”.

Por último, la delegada ha agradecido a los agentes de las FCSE su esfuerzo para proteger a la ciudadanía.  “Desde hace más de un año, Policía Nacional, Guardia Civil y policías están volcadas en un trabajo exhausto para frenar la pandemia sanitaria, una tarea ardua a la que hay que sumar las tareas propias de seguridad ciudadana”.

INTERVENCIONES FIN DE SEMANA

En cuanto a las cifras que se han analizado en el CECOR, la delegada del Gobierno ha advertido que denotan que la ciudadanía se ha relajado en cuanto al cumplimiento de las medidas vigentes antiCOVID.

De esta forma, las fuerzas y cuerpos de seguridad han realizado en la última semana 7.570 identificaciones, 6.057 en la semana anterior. Se ha propuesto para sanción: por el no uso de la mascarilla a 447 personas, 402 en la anterior; 122 por no respetar la distancia mínima al fumar frente a 60 de la semana previa; 103 propuestas de sanción por incumplir el número máximo de personas que se pueden reunir, 74 la semana pasada; y 204 por no respetar el confinamiento nocturno, 186 en la anterior.

Respecto a los locales, se han inspeccionado 182, 136 la semana anterior. Además, 4 propuestas de sanción: por superar el aforo, 1 la semana previa; 7 por permitir fumar, 1 la anterior; y 3 por permitir el no uso de la mascarilla, mientras que no se produjo ninguna la anterior semana.