El Alcalde de Arnedo, Javier García, junto a los Concejales de Planificación Urbana, Obras, y el arquitecto técnico municipal, Chus Gil de Muro, Carlos Hernández y Javier Garraza respectivamente, visitó las obras que SEIASA, empresa dependiente del Gobierno de España, está llevando a cabo en Arnedo para renovar de forma integral la acequia Mabad.

 

La visita, que fue acompañada por el ingeniero de SEIASA, Pedro José Ortiz, y el director de las obras de la empresa Tragsa, Víctor Villate, consistieron en comprobar los avances de la construcción del azud en el río Cidacos. Una gran estructura de hormigón y acero que servirá para mejorar la distribución de agua y conducirla hacia la acequia. En estos momentos, se trabaja para completar dicho azud y construir la rampa que permitirá el paso de la fauna acuática.

De forma paralela al río, se está desbrozando y limpiando la acequia hasta el parque del Cidacos para encauzarla con hormigón y piedra. Durante dichas obras, que tendrán lugar en diciembre, se redirigirá a los usuarios de la vía verde por un paso paralelo, circunstancia necesaria que será señalizada y comunicada a la población.

Las obras continuarán en 2020 a lo largo de la acequia a su paso por Arnedo, permitiendo que los regantes puedan disponer de agua con normalidad hasta el final de las obras en verano del mismo año.

El alcalde, Javier García, se ha mostrado satisfecho por el avance de las obras, si bien son complejas y ha habido que solventar aspectos técnicos. Considera que se trata de una gran inversión del Gobierno de España que va a cumplir los anhelos y demandas de más de 500 regantes desde hace muchos años.

Las obras previstas en el proyecto de modernización de esta zona regable, cuentan con un presupuesto de 2.495.034 euros y contemplan la modernización del trazado de la Acequia de Mabad en diversos tramos comprendidos entre el pk 0+000 y el 6+300, mediante la ejecución de un nuevo azud de toma en el río Cidacos y la reforma de la acequia actual, para lo que se emplearán diversas soluciones constructivas en función de los tramos a modernizar, entre las que destacan 0,8 kilómetros de rehabilitación de la acequia existente; 1,2 de tubería; 99 metros de hinca y la instalación de diversas compuertas a lo largo del trazado. Estas actuaciones permitirán evitar las actuales fugas de agua en la acequia, garantizando su adecuado manejo, además de facilitar su conservación.