La empresa Manantial de Ideas SL, localizada en Calahorra, con la financiación del Gobierno de La Rioja, es la responsable de este proyecto pionero, que trata de acercar a los núcleos rurales los productos y servicios que se han ido perdiendo por la despoblación continua. Durante los meses de junio y julio se ha llevado a cabo la instalación de los tótems táctiles en tiendas, bares o sedes sociales de los pueblos que participan en el proyecto.

Una vez que se ha activado la venta, los habitantes pueden comprar lo que necesiten con la seguridad de que al día siguiente tendrán su pedido en el punto de recogida (de lunes a viernes). Munilla, Enciso y Préjano han sido las primeras localidades en realizar pedidos.
“Este tipo de iniciativas son las que necesitamos en los pueblos y los compradores están realmente contentos sabiendo que al día siguiente llega su pedido”, declara Carlos, propietario del Bar Isasa en Préjano. Pan, carne fresca, pescado fresco, productos congelados, charcutería, productos de limpieza, productos de alimentación entre otros son los artículos que se pueden comprar en los tótems.
“Estamos en contacto con los pueblos sondeando que necesidades tienen por cubrir y también con los propios clientes para escuchar sus sugerencias. Hacemos todo lo posible para que a través de los dispositivos puedan adquirirlos. Esta misma semana hemos añadido prensa, revistas y flores frescas” nos comenta Carlos Lázaro, responsable del proyecto.
“Según llegan los pedidos, los proveedores locales preparan el envío para que todo esté listo al día siguiente. De esta manera somos capaces de conectar el medio rural con el pequeño comercio de la zona, creando una simbiosis entre comercio y pueblo beneficiosa para ambos casos”.